El Helecho es una planta robusta bastante habitual en la decoración de interiores. Y es que los cuidados del helecho nido de ave o Asplenium son tan sencillos que no demandan ni una gran atención ni un amplio conocimiento de jardinería. 

 

RIEGO 

Los riegos tienen que ser regulares, evitando empapar la tierra como que se seque entre riegos. En invierno hay que reducir el riego y dejar que se seque la parte superficial del sustrato. Es muy importante pulverizar las hojas con frecuencia, puedes usar nuestro Espray para eso. Esta planta necesita de una humedad muy alta y sobretodo los tallos más jóvenes, que son los más tiernos y delicados.

 

ILUMINACIÓN

La iluminación es clave en los cuidados del helecho nido de ave. Este helecho puede vivir en condiciones de muy poca luz, pero no es su entorno ideal. La falta de luz hará que no crezca, pero se mantendrá. Para un buen crecimiento es importante que reciba mucha luz, pero nunca sol directo, ya que puede quemar sus hojas.

 

TEMPERATURA 

Por lo que hace a la temperatura nunca podrá superar los 25°C, ni estar por debajo de los 15°C. Las temperaturas por debajo de 10°C pueden comprometer, incluso, la vida de la planta.

También hay que evitar las corrientes de aire frío o caliente, como las que puede crear un aire acondicionado. Otra cosa importante es que el Asplenium no lleva muy bien los cambios de ubicación.

 

ABONO

Es importante fertilizar el Asplenium cada quince días. Para ello, podemos utilizar nuestro Fertilizante Plantas Verdes o nuestro Fertilizante Guano procurando no exceder las dosis recomendadas ya que podrían dañar las raíces del helecho.

 

PROBLEMAS

Los hongos suelen crecer con suelos húmedos como el del Helecho y podrás lidiar con ellos con nuestro Espray Anti Hongos y un buen control del riego.

Por lo que hace a la cochinilla se podrá combatir con nuestro Espray Triple Acción Ecológico.

Algunos señales que puede mostrar el Asplenium son manchas marrones en las hojas. Esto significará que el helecho ha estado expuesto a corrientes de aire frío o caliente. Y si aprecias solo el borde marrón es que la planta ha pasado frío.