Cuidados Chlorophytum comosum

El Chlorophytum es otra planta originaria de África, conocida también como cinta o mala madre. Esta planta es muy resistente, pero necesita de cuidados, especialmente en verano cuando habrá que pulverizarla varias veces cada día.

RIEGO 

La cinta necesita como mínimo dos riegos cada semana durante primavera y verano. En invierno se puede regar una vez por semana. En general toleran la sequía porque almacenan agua en las raíces.

Es recomendable abonarla cada dos semanas con nuestro Fertilizante plantas verdes desde la primavera al verano.

 

ILUMINACIÓN

La iluminación es un punto fundamental para su desarrollo. Es aconsejable situarla en un lugar donde reciba mucha luz, incluso un poco de sol directo en invierno. En verano será mejor evitar el contacto del sol directo con la planta ya que puede quemarle las hojas resecarla en exceso.

 

TEMPERATURA 

En invierno la temperatura no debe bajar de 14°C. En verano es recomendable que no esté expuesta a temperaturas superiores a los 26°C.

 

PROBLEMAS

Si observas que las puntas de las hojas se secan eso suele indicar una falta de agua o de humedad. Al ser una planta que necesita de una humedad elevada, si no recibe la luz suficiente o una ventilación mínima pueden aparecerle hongos. Los podrás combatir fácilmente con nuestro Espray Anti Hongos.

 

CURIOSIDADES

El Chlorophytum es una planta que crece a un ritmo muy rápido, sobre todo si recibe una buena dosis de luz. Lo normal es tener que replantarlo unas dos veces al año. Será el momento de hacerlo cuando observes que las raíces le salen por debajo de la maceta. También es una planta muy fácil de propagar y lo podrás hacer de todas las formas imaginables. Por división, dejando los hijitos arraigar en agua o simplemente plantándolos en otra maceta de su tamaño.