Cuidados Chamaedorea elegans

La Chamaedorea elegans es la palmera de interior más fácil de cuidar.

Pero, aunque es fácil, hay que prestar atención a los siguientes puntos:

RIEGO 

Este es por norma general, el punto más problemático de la Chamaedorea.

La Chamaedorea necesita riegos moderados.

Hay que mantener la tierra húmeda entre riego y riego. Esto es equivalente a aproximadamente 2-3 riegos a la semana en verano y uno cada semana en invierno. Es mucho más importante la frecuencia que la cantidad, para lograr mantener la tierra siempre húmeda en especial durante las épocas más calurosas. En invierno podemos dejar secar la tierra entre riego y riego.

También es muy importante que sobre todo en verano no le falte humedad, ya que una humedad alta es esencial para su buen desarrollo y evitar plagas. Es por este motivo que te recomendamos que la complementes con un Espray.

 

ILUMINACIÓN

La Chamaedorea no es muy exigente con la luz. Puede sobrevivir en entornos con poca luz. Cuanta menos luz más lento será su crecimiento, que ya de por sí es bastante lento. Es importante eso sí, evitar el contacto directo con el sol ya que puede quemar sus hojas sin haber forma de recuperarlas.

 

TEMPERATURA 

La Chamaedorea es una planta que no resiste a los ambientes fríos. Su temperatura ideal es entre 18°C y 25°C. No tolera las temperaturas inferiores a 10°C, las corrientes de aire y los cambios de temperatura bruscos.

 

PROBLEMAS

Es una planta propensa a adquirir hongos, que suelen aparecer con un exceso de riego. En caso que los detectes puedes solucionarlo con nuestro Espray Anti Hongos.

Si observas que tu Chamaedorea tiene las puntas secas esto puede ser debido a dos motivos, que tu planta esté sometida a corrientes de aire o ambientes muy secos. Deberás cambiarla de ubicación y proporcionarle más humedad.

Si ves que las hojas amarillean es porque tu palmera ha recibido luz directa del sol o que ha tenido riegos muy escasos.

Otro problema que podrás apreciar a simple vista, es que tiene las hojas marrones, esto es la consecuencia de riegos demasiado abundantes. ¡Ya sabes que hacer para mejorarlo!

PARA LA HABITACIÓN